POZNAN .POLONIA


Una vez que dejamos atrás Varsovia, la última ciudad polaca a la que llegamos fue Poznan
Poznan es la quinta ciudad, más grande de Polonia, con una población de 600.000 habitantes y está situada a orillas del río Varta
Es también una de las ciudades más antiguas de Polonia y la capital de la región de la Gran Polonia
 Su ubicación estratégica, entre Berlín y Varsovia ,le brinda una importancia fundamental en la comunicación entre las dos ciudades
Es conocida también por ser la cuna de la nación polaca, ya que fue capital del estado y residencia de los reyes
Fue fundada en el siglo IX, como una fortaleza, de madera, en una pequeña isla en el rio Varta
Al expandirse debieron dejar la isla y trasladarse a la orilla del rio
Allí mismo, donde actualmente está enclavada la ciudad
Ha formado parte del imperio Germano y de Prusia, volviendo a ser polaca recién en el año 1919
Ha sido objeto de todo tipo de reconstrucciones y de mejoras, con el fin de reparar las heridas de todo tipo de guerras que debió sufrir
El encontrarse en una ubicación geográfica beneficiosa, fue requerida a lo largo de su historia, por todo aquel estado con ideas expansionistas
Su casco antiguo es la principal atracción turística
Dentro de él se halla la plaza mayor denominada Stary Rynek

A los lados se hallan edificios significativos para la ciudad , como por ejemplo ,la Torre del  reloj, donde al mediodía aparecen dos cabras metálicas que golpean sus cuernos doce veces contra las pequeñas puertas 
También allí se encuentra el museo Histórico y cantidad de bares, restaurantes , confiterías 
Noche y día, la plaza es el centro de atracción de turistas y polacos, quienes encuentran allí el momento del disfrute y del compartir conversaciones o cantos
Todo su centro está muy bien conservado, por lo que ha logrado hace poco tiempo, ser nombrada “conjunto histórico”
Frente de una de las casas que se encuentra en el centro  histórico de Poznan
Poznan se encuentra a solo dos horas de Berlín y realmente merece que la conozcamos
De esta manera y luego de dar un rápido paseo por Poznan, continuamos camino a Berlín, dejando atrás a la bella Polonia
Regresamos a Alemania, muy felices de haber recorrido tantos países , muy poco visitados algunos de ellos y habernos regodeado de su cultura, de su tradición, de haber disfrutado su comida , pero sobre todo de haber conocido a su gente... gente que ha sufrido mucho, pero que no han perdido la alegría y que hoy en día están aprendiendo, por fin ... a vivir en LIBERTAD