VIAJE A SICILIA .2º PARTE. SEGESTA /ERICE/ TRAPANI/ MARSALA

   NUESTRO VIAJE A SICILIA. 2ºPARTE: COSTA OESTE DE LA ISLA .
SALIDA DE PALERMO /SEGESTA/ TRAPANI/ ERICE/ MARSALA
Mapa de Itinerario
Salimos temprano de Palermo para aprovechar el día, no íbamos con los tiempos acotados sino que dormiríamos donde llegáramos
La idea era disfrutar del viaje y de todo lo que nos ofrece el lugar
Tomamos el camino de la costa, pero dejamos MONDELLO para el día en que regresáramos a Palermo
La idea era llegar a SEGESTA y detener el viaje allí el tiempo que necesitáramos para luego continuarlo hasta TRAPANI  y ERICE
Las ciudades desaparecieron de nuestra vista y comenzamos a transitar hermosísimos valles cultivados, el día era soleado y la primavera renacía en el campo


Había sembrados con diferentes tonos de verdes, otro con flores amarillas y era un placer para los ojos recorrer esas carreteras vecinales tan tranquilas y con esta fiesta de color
De repente… y sin previo aviso, apareció ante nuestros ojos, perdido entre la campiña, lo que yo llamé “Un Partenón”
No es que lo fuera, pero mi sorpresa fue tan grande que le avisé a Norberto con un grito …”que había visto una figura idéntica al Partenón griego en medio del campo”
De repente, aparece ante nuestros ojos en toda su magnitud
Parecía de cuento…
Llegamos hasta el lugar y luego de pagar la entrada (6 Euros) ingresamos al lugar mismo
Así como yo lo había vislumbrado, es como se encontraba.
Era una inmensa edificación, en medio del campo
SEGESTA, fue una ciudad poblada por los “Elimos” (un pueblo anterior a los griegos) que helenizaron este asentamiento  en el siglo XII AC
Luego, con la llegada de los griegos, se convirtió en una de las ciudades más importantes alrededor del año 580 AC
Su competencia era SELINUNTE, que se encontraba más al sur
Ambas eran helénicas pero a Selinunte la apoyaban los Atenienses y a Segesta los cartaginenses
Se sabe que “Los Cartaginenses” colaboraban con Segesta, en contra de Selinunte (sus enemigos, entre otras cosas por su cercanía)
Al ser apoyados por los cartaginenses logran ganar la batalla contra Selinunte y Agricento
Luego se crea una alianza entre SIRACUSA Y SEGESTA, para ir contra Cartago (que habían sido sus aliados en guerras anteriores), pero esta última guerra Segesta la pierde y es destruida en el año 306 AC
Actualmente de lo que fue aquella importante ciudad ,destaca y asombra, en medio del campo un gran templo dórico ( del año 430 AC) ,


 rodeado de 36 columnas de piedra caliza de color dorado ( de 61 metro de ancho y de 26 metros de largo)
Si se desea llegar hasta otro sitio arqueológico de la misma ciudad, se pagan 2 Euros por persona y se accede a la misma, en la cima de una colina, mediante un bus
Merece la pena llegar hasta allí, ya que aún quedan algunos restos que se conservan en buen estado
Entre ellos el mejor conservado es “UN TEATRO GRIEGO” edificado sobre la saliente de una roca, con el fin de aprovechar la ladera de la montaña y la diferencia de terreno para la realización de las gradas, conformadas por enormes bloques de piedra
Allí mismo quedan algunas pocas ruinas que apenas permiten vislumbrar lo que pudieron haber sido en otra época
Ejemplo de ello es una mezquita y una iglesia del siglo XV 
y unas ruinas pertenecientes a un antiguo castillo Normando, del siglo XII
Porque el lugar fue ocupado luego, por otras civilizaciones que conquistaron la isla
Esta es una constante en Sicilia
También pudimos apreciar parte del camino original. Siempre emociona transitarlo
Luego de disfrutar de esta hermosa experiencia y de recorrer el templo y lo que aún queda de los restos de otras civilizaciones, regresamos a la carretera con el fin de llegar a la ciudad de TRAPANI
La ciudad de Trapani se encuentra más o menos a unos 100 km de Palermo
Trapani es una ciudad que cuenta con un importante puerto que data del siglo XII y su actividad principal es la extracción de la sal, que es usada para el consumo, en la isla y también se exporta
Desde el camino a ERICE, puede verse grandes extensiones de “salinas”, al igual que molinos pertenecientes al siglo XVI y que aún hoy se encuentran en funcionamiento
A la ruta que se encuentra entre TRAPANI y MARSALA se la denomina “la ruta de la sal”, ya que hay grandes extensiones de terreno con salinas
Trapani es la ciudad más cercana a las isla Egadi que está conformada por otras islas también como Isla salitre y la isla Mothia, que se pueden divisar desde la costa
Muy cerca de la ciudad, a 14 Km y a 750 metros de altura, en la cima del monte San Giuliano se encuentra una pequeña ciudad que nos ha dejado absortos y que nos ha podido transportar en el tiempo y en el espacio hasta la época medieval… ERICE
A ERICE se puede arribar mediante un funicular que sale desde Trapani o por medio de un vehículo, que  se debe estacionar fuera del recinto
Se cree que fue habitada primeramente por los ELIMOS, los mismos que habitaron antes que los griegos a Segesta, luego fueron los fenicios, los cartaginenses, griegos, Romanos.
La Erice actual tiene muchas construcciones que se comenzaron a construir a partir del año 1167, época Normanda (construcciones anteriores fueron destruidas o utilizadas para erigir nuevas edificaciones)
De esa época son algunos de los palacios y algunas de sus iglesias
De las iglesias, una de la más representativas es la denominada, LA CHIESA MADRE, es la más antigua, la Iglesia de Santa María Asunta, que fuera  levantada por orden de Federico de Aragón.
Fue construida con piedras de otros templos, el pórtico pertenece al siglo XV  y la torre campanario almenado, con hermosas ventanas pertenecen al siglo XIII
Entre los castillos sobresalen EL CASTILLO PEPOLI, de estilo normando 

y el CASTILLO VENERE, en estado ruinoso y que fue construido sobre las ruinas de un templo consagrado a la diosa Venus, por ello lleva el nombre de VENERE
Desde esa altura, si nos toca un día apropiado (que fuimos afortunados y así sucedió) pueden verse de un lado la Ciudad de Trapani y la isla Egadi
 y del otro el golfo de Castellmmare y el valle cultivado
Dicen que la pequeña ciudad de Erice tiene dos caras, la soleada y luminosa del verano y el rostro que muestra en el invierno donde queda completamente envuelta en la bruma por el espacio de muchos días
Caminamos sus callecitas adoquinadas, con la típica canaleta de piedra en el medio, para que el agua de lluvia corra por ella
Lo hicimos  con mucho cuidado, debido a que con el paso del tiempo las piedras de las calles se han tornado muy resbaladizas
Parece un pueblo fantasma debido a que actualmente cuenta con solo unos 190 habitantes 
Muchas de las casas están cerradas y solo se utiliza una parte de la ciudad sobre todo para el turismo
Podemos encontrar casas convertidas en pequeños y muy exclusivos hoteles y otras donde venden bellas artesanías y cuadros
Realmente encontrarnos con las vistas de los palacios entre las flores de algunos frutales
y recorrer sus callecitas y sus iglesias nos ha hecho sentirnos más que felices
No podemos creer todo lo bello que hemos visto en apenas unas horas
Con la pena que nos da tener que irnos de lugares como estos
 Retomamos el camino de la sal, hacia MARSALA
En varios lugares del trayecto bordeamos el mar y pudimos apreciar las enormes salinas 
y ver de cerca los hermosos molinos reconstituidos
la recolección de la sal
Finalmente llegamos a MARSALA
La ciudad de Marsala, en realidad comenzó su historia en la cercana isla de MOTHIA
Esta isla se convirtió en un importante puerto y centro comercial, ya que se encontraba en la ruta marítima de los cartagineses
Pero cuanto más crecía Mothia, más molestaba esto a los griegos de la “Magna Grecia”, por lo que Dionisio, el viejo, tirano de Siracusa, decidió invadirla y apropiársela
Algunos de sus habitantes pudieron huir a la isla grande y en la costa fundaron la ciudad denominada “LILIBEO”
Convirtieron a la ciudad en una fortaleza inexpugnable, con el fin de defenderse de los ataques y sobre todo del asedio romano
Durante diez años los romanos intentaron invadirla, sin  éxito
Finalmente se apoderaron de ella, pero por poco tiempo, ya que la isla fue invadida por los árabes
Sin embargo de la época Romana queda un pedazo de muralla y dos de sus puertas ( eran cuatro) 
Hoy quedan en pie la puerta Nueva 
y la puerta de Garibaldi
En la época en que gran parte de Sicilia perteneció a los árabes, fue una época de crecimiento y florecimiento en todos los aspectos
A ellos les importaba recaudar impuestos y generar riquezas, en vez de someter al pueblo y quitarles su cultura y su lengua
Los árabes llamaron a la ciudad de Lilibeo,  “MARSA ALLA” (puerto de Allah), por considerarlo muy bien ubicado geográficamente y muy importante para la economía
Por eso con el tiempo ese nombre derivó en MARSALA
No ha quedado en la ciudad, construcciones  importante de esa época, pero si han permanecido en el tiempo, muchos nombres que derivan de la lengua árabe, como así también costumbres sobre todo en las comidas y aderezos
Desde aquella primera época se cultivaba la vid y con ella se hacían vinos de calidad
Pero durante el siglo XVI, fueron los ingleses que comenzaron a realizar un vino diferente al resto
Al vino blanco, que se hacía en la zona, le agregaban otro vino que hacían con uvas semisecas que lo endulzaban y le echaban también “mosto” sin fermentar
Lo calentaban luego lentamente, hasta que se espesaba
A esta mezcla la dejaban reposar durante unos cinco años y luego el vino blanco tomaba una coloración acaramelada y dulzona
Este vino comenzó a llamarse Marsala
Y fue el Contralmirante Ingles Nelson que lo comenzó a hacer famoso, ya que tenía su flota en el Mediterráneo y compraba grandes cantidades de este vino, para abastecer a sus barcos
Hoy en día se encuentran en Marsala importantes bodegas
Una de las más importantes se encuentra justamente frente al mar y ese es el lugar que elegimos para tomar un descanso del viaje y disfrutar un rico vino con “una picadita” que hizo mucho más lindo el encontrarnos en esta ciudad con una historia diferente al resto de lo que habíamos conocido
En solo un día, habíamos podido disfrutar de lo que fuera una gran ciudad Griega, la imaginamos en todo su esplendor
Luego la Ciudad de Erice, Normanda, medieval, en la cima de una montaña
La ruta de la sal, con sus molinos y ahora la ciudad, más árabe que griega… con su exquisito vino, su arquitectura baja y un mar inmenso frente a nosotros
La verdad es que nos sentíamos plenos y muy felices…
Mientras conversábamos con Norber sobre todo lo vivido hoy, nos preguntábamos porque hay tan poca gente que habla “de este lado de la isla”
Casi no he escuchado comentarios sobre estas ciudades y la verdad es que salen de lo común y guardan celosamente una historia que vale la pena desentrañar
Como aún no era tan tarde, decidimos dejar Marsala atrás y llegar a Mazara del Vallo, una ciudad próxima
Así que continuamos nada más que uno pocos kilómetros y nos desviamos de la ruta, para ingresar a la ciudad
Con tan, tan buena suerte… que sin saberlo ingresamos directamente al centro histórico de Mazara
Quedamos anonadados con lo que veíamos
Pero esto se los contaré luego… por hoy nos vamos a descansar, luego de una rica cena frente al malecón


El viaje por Sicilia continúa… si no los he aburrido, me gustaría que continuáramos viaje juntos!!!