HISTORIA DE VIDA: FRANCISCO (PANCHO) STOCCHETTI Y EL RESTAURANTE "LA CASONA"

HISTORIA DE VIDA.  RESTAURANTE LA CASONA
FRANCISCO ( PANCHO) STOCCHETTI
ESCRITA POR MOIRA TAYLOR PARA LA REVISTA " AIRE
Resumida por mi

Francisco ( Pancho) Stocchetti, es el dueño del Restaurante "LA CASONA" en San Martín de los Andes, Provincia del Neuquén.
FRANCISCO " PANCHO" STOCCHETTI
La Casona ofrece comida casera , de la mejor.
En ella se mezcla la historia familiar , con la cocina patagónica, de autor 
El resultado es un restaurante  con una identidad particular y definida
El lugar se ha transformado en cita obligada para todo viajero que pase por la ciudad y para muchos vecinos de la localidad
La cocina casera,  adopta el adjetivo de "mágica", por ser hecha de la misma manera, que lo hicieron su abuela y su madre
Es cocina llena de recuerdos y nos trae el aroma de sabores simples y a la vez exquisita.
Son las paredes de "La Casona" familiar, lo que le dan contenido al recuerdo 
Me pregunto, si será por esa mezcla de historia y delicada gastronomía patagónica, que "la Casona restaurante" , es una cocina mágica, pero yo la siento de esta manera
Sus viejas paredes, llenas de recuerdos, el ambiente cálido y familiar, su cocina simple , al tiempo que detallista y la atención a cargo de uno de los protagonistas de las travesuras de antaño, Francisco Stocchetti " Panchito", realizan la conjugación perfecta que nos invita a quedarnos y regresar , una y otra vez
Recuerda "Panchito", cómo fueron dándose las cosas 
Mis padres eran oriundos de Buenos Aires, al casarse, se fueron a vivir a Andacollo a " hacer patria".
Mi papá ejercía la profesión de médico y mamá de maestra
Allí nació mi hermano mayor, Fabricio, y luego al trasladarse ellos a San Martín de los Andes, nacimos acá, los otros tres hijos de la familia ( Flavia, Federico y yo)
Mi familia vivió en esta casa, desde mi nacimiento
Esta es la casa en que crecimos mis hermanos y yo, hay muchos recuerdos nuestros acá.
Es la casa de la niñez, de la infancia, de juegos compartidos con amigos, acá vivimos nuestra adolescencia y acá se casó mi hermana
Es por eso el nombre del restaurante... porque es una casa grande, porque es la casa de la familia, porque es " la casona" en el corazón de la familia STOCCHETTI
FRENTE DE LA CASONA RESTAURANTE
Yo comencé desde muy chico a dedicarme al deporte.
Al ski primero, luego al snowboard y llegué a dedicarme a la competencia profesional
Esto motivó, que me trasladara por el País y luego el mundo
Muchas veces en Europa, comencé a intercalar trabajos en restaurantes y bares , con mi pasión que era el snowboard
Debía , muchas veces, solventar de esta manera los gastos que ocasionan los traslados
Así, comenzó un recorrido por la gastronomía, un camino inimaginable y completamente nuevo se abría ante mis ojos
En los veranos europeos, comencé a trabajar  en destinos como Mallorca, en uno de los mejores restaurantes de ese momento, " EL CIELO" junto al mediterráneo
Luego en Barcelona y en Andorra, completando conocimientos  y aprendiendo todo lo relacionado a un restaurante
Hice todos los trabajos,dentro de un restaurante, desde bachero, atendiendo mesas, como mozo, fui ayudante de cocina y finalmente "cocinero"
Durante esos años , me dí cuenta que ese mundo , me atraía realmente 
Algunos años después , cuando aún llevaba esa vida algo nómada , llegó mi primera hija, JUANA, que viajó y se acopló a la vida de viajeros, que llevaba con mi primer mujer
Pero, pensamos en brindarle otra vida a nuestra hija, brindarle una vida, más estable 
Surgió entonces la idea de " regresar al pago"
San Martín de los Andes, los invitó al regreso hace ya 15 años
Y ahí fue el comienzo de " LA CASONA"
"Mis padres me dijeron que se desocupaba la casa y que si queríamos,  podíamos poner un restaurante acá. Y me lancé de cabeza , con los miedos propios de los comienzos , pero también,  con el ímpetu de alguién que quiere hacer las cosas bien desde el comienzo"
Recuerda Panchito
Como todo microemprendimiento, los comienzos son muy difíciles , pero aquellos primeros pasos fueron los que comenzaron este largo camino,  que llevo recorrido en la gastronomía , en San Martín de los Andes
Continúa recordando Panchito...
"Inauguramos en el 2003. Mi hija Juana no había cumplido un año.
Arranque como Rotisería. con una heladera mostrador, en la entrada de lo que hoy es el restaurante. Era un negocio que en realidad no me gustaba tanto. Prefiero el servicio de mesa.
La conjugación de la cocina, con el servicio de mesa,esa es la gimnasia que realmente me gusta", cuenta Pancho, recordando sus comienzos y de cómo fue adquiriendo herramientas y saberes, a lo largo de los años y que se concreta en el restaurante que hoy nos presenta
Un rasgo distintivo y en el que él, hace hincapié, es en que su propuesta se basa en el amor al trabajo que realiza, la búsqueda de la materia prima de primera calidad para realizar sus platos, la utilización de productos siempre frescos, en su mayoría regionales. Este es el secreto de su identidad y permanencia
"Cuando se piensa en un restaurante, en lo que se piensa es en la comida
Sin embargo un restaurante no es solo la comida, es también la conjunción de detalles, como la calidez del lugar, el cuidado del jardín, las flores, el riego
Hay que saber hacer de todo, no siempre se consigue el personal, con la prontitud que se necesita , por lo que se debe hacer las veces de plomero, albañil, electricista"
Pancho nos cuenta, conversa con nosotros, recuerda, lo hace de manera pausada. 
Sin duda los recuerdos se agolpan en su mente , mientras va narrando estos últimos quince años,  al frente de su restaurante
Nos muestra "la carta" de su negocio, vemos que es amplia y hay platos para los adeptos a las carnes

BIFE DE CHORIZO, CON SALSA DE HONGOS Y VERDURAS DE ESTACIÓN
también para vegetarianos 
Tiene tentaciones dulces y saladas.
El hilo conductor de su trama es la cocina patagónica con reminiscencias europeas
Nos cuenta " Mantuvimos una línea desde el comienzo. Los productos regionales han conducido nuestra cocina: tratamos los productos de la zona , intentando que sea el estilo y la forma de cocinarlos, lo que le dé su carácter al plato. Al cordero, la trucha, los ahumados, los distintos productos que la región nos ofrece, los transformamos y le brindamos un toque especial.
Los servimos a nuestros comensales, de manera tal , que sientan que se encuentran en su mesa familiar"
TRUCHA A LAS FINAS HIERBAS
Pancho, nos continúa relatando
"Durante años estuve dentro de la cocina, cuando salí de ella y me involucré en el salón, noté que la gente busca eso, lo hogareño, lo que estas paredes transmiten
Sin duda , enseguida se dan cuenta que esta ha sido una casa familiar, ella guarda sus historias , en estos lugares, aún se recuerdan los juegos de niños y el lugar vibra esa energía.
Ahora , son mis niñas , las que revolotean por acá y eso brinda el espíritu de familia , del que les hablo"
Les voy a relatar algo que me ocurrió hace unos meses y que realmente me impactó
"Una pareja de aproximadamente sesenta años se sentó en una mesa, me solicitaron tallarines caseros, con estofado de ciervo y hongos ( que es uno de nuestros platos típicos)
Cuando al rato me acerco a la mesa nuevamente, para ver si todo está bien, veo al señor muy emocionado, con lágrimas en los ojos
Me preocupé y le pregunté ¿si había algún problema?
– No, me dijo , estoy bien, lo que pasa es que esta comida, es igual a la que me hacía mi mamá de niño y me trajo mucha nostalgia, al comerla"
La verdad es que no lo podía creer, me emocionó, a mí también lo que me contaba
Eso es lo lindo del contacto con la gente. Te enterás de estas cosas, que sin duda te invitan a continuar con la misma línea de trabajo y compromiso
Le preguntamos cuáles considera él , los platos insignia, los que marcan y definen su restaurante
No necesita mucho tiempo para responder. La respuesta llega con prontitud y sin dudas
"Sin duda son los tallarines caseros cortados a cuchillo, con estofado de ciervo y crema de hongos, el Goulash de ciervo con spaetzle, 

GOULASH DE CIERVO, CON SPAETZLE
dando cuenta de la influencia europea en la cocina patagónica
Una cocina que no desconoce el origen de muchos de los inmigrantes,  que fueron poblando estas tierras y que en la mezcla de sus culturas , generaron una identidad ,que se refleja también en la cocina local de LA CASONA
También las carnes, el bife de chorizo con crema de hongos, el cordero patagónico , juegan un papel importante en nuestra cocina"
A diferencia de otros lugares , en LA CASONA , el cordero patagónico, se cocina en el momento en que se ordena: se troza fresco, se sella en una sartén con aceite de oliva y luego se pasa al horno para terminar su cocción, junto con las papas plomo (papas envueltas en papel aluminio). Al momento de emplatar , esta todo listo. Se presenta el cordero y la reducción de cocción por arriba, es todo un éxito y realmente un manjar a los ojos y el paladar , para el comensal. Un verdadero plato GOURMET
No falta en la carta , opciones vegetarianas, como es por ejemplo : Los tallarines al huevo con saltado de vegetales al wok
TALLARINES AL HUEVO CORTADOS A CUCHILLO, CON SALTEADO DE VERDURAS AL WOK
Toda la verdura que aportan en el menú , proviene de huertas orgánicas y se busca que la carta se adapte a lo que provee la tierra de la zona ,en cada momento del año
Esta es la política de su mentor
Nos dice: "Debemos aprovechar lo que la tierra nos brinda en cada momento del año, evitar contaminarla con aditivos o pesticidas.Esto no solo lo aplico en el restaurante , sino también en mi vida privada, esto es lo que enseño a mis hijas, Juana y Jazmín."
No pueden faltar los postres y una vez más, vemos en ellos, el clima familiar que caracteriza al lugar
Ya que dos de sus postres principales llevan el nombre de sus dos hijas
"Copa, La Juana" , que tiene una base de mousse de chocolate amargo, una segunda capa de frambuesas y una cobertura de crema batida, son todos ellos sabores ,que con una cucharada se deshacen en la boca y nos vamos deleitando muy lentamente de ellos, saboreandolos.
"Las Frambuesas de Jazmín", son frambuesas frescas, con una bocha de crema americana o crema batida
Como padre orgulloso, Panchito nos dice que quiso homenajear a sus hijas, poniéndoles a sus postres preferidos , los nombres de ellas
Cuando uno ingresa al lugar , nos agasaja,con una degustación de ahumados, paté y panes caseros.
Mientras , comienza un recorrido de todos nuestros sentidos
Porque el lugar nos retrotrae a otra época, a otro San Martin de los Andes
Recorremos con la vista las paredes y podemos ver en ellas viejas fotos del San Martín de antaño, de los pioneros del esquí, alguna foto familiar ( donde se encuentra, Panchito con sus padres y hermanos ) y otras , con sus dos amores..Juana y Jazmín

LA CASONA RESTAURANTE
La música , que en ocasiones es en vivo, el mobiliario, el piano que se encuentra a disposición de quien guste tocarlo.
Y si es invierno, encontraremos siempre el hogar encendido.
Es la conjugación de placeres , lo que hace que LA CASONA, no sea un restaurante más
Es un restaurante diferente
No fue hecho para ser restaurante
Es la casa en que siempre vivió su dueño, es la casa de la familia ( la que compartió con padres y hermanos antes) y la que comparte con sus hijas hoy
Sin ninguna duda, no solo uno recibe comida al ingresar a él, allí se respira amor. 
...........................................................................................................

Esto que esta escrito aquí, fue extractado de la REVISTA "AIRE", una revista con años de trayectoria y de importante tirada en la zona patagónica
En esta entrevista Pancho, mi hijo, cuenta un poco su historia de vida y por ende la vida y trayectoria del restaurante "LA CASONA", del cual es el dueño y el mentor
Mi esposo y yo , somos aún los dueños de esa casa , es una casa muy importante para la familia STOCCHETTI
Nos costó mucho poder adquirirla y una vez que lo logramos,vivimos allí una de las épocas más felices , de nuestras vidas
Allí pudimos criar a nuestros cuatro hijos y fue hermoso poder hacerlo en esa casa grande y cómoda
Era una casa de "Puertas abiertas", siempre había en ella, más gente que la propia familia
Los amigos llegaban, como si esa casa les perteneciera
La hora " de la leche", era multitudinaria.
Porque era suficiente, que yo avisara que tenían que venir a tomarla, que llegaban con los chicos, todos sus amigos
Fué y será para mí siempre, muy especial
La quise mucho y me costó mucho dejarla, pero cuando los hijos "volaron", comenzaron sus propias vidas, la casa quedó demasiado grande para Norber y para mí
Por lo que decidimos alquilarla, e irnos a vivir a un lugar más pequeño y cómodo, ya que eramos solo dos
La casa tiene una larga historia
Y dentro de esa historia de sesenta años, existe una que esta muy relacionada con la familia STOCCHETTI
Mas concretamente con Norberto
Pero esa es ... otra historia
Una historia de vida, también
Es una historia increíble y que les gustara leer, pero la  narraré en otra oportunidad
En esta HISTORIA DE VIDA, LA CASONA Y FRANCISCO STOCCHETTI , son los protagonistas